El interés de las hipotecas en Estados Unidos alcanza su punto más alto en 23 años, provocando una caída en la demanda a niveles no vistos desde 1996

La tasa de interés en préstamos hipotecarios a 30 años fijos ha llegado al 7,53%. La capacidad de adquirir viviendas en Estados Unidos se encuentra en su situación más desafiante en cuatro décadas.

La última semana, la tasa de interés en los préstamos hipotecarios a 30 años a tipo fijo en Estados Unidos alcanzó el 7,53%, marcando su punto más alto desde el año 2000. Al mismo tiempo, la demanda de hipotecas para comprar viviendas cayó a niveles no vistos desde 1996, según información proporcionada por la Asociación de Banqueros Hipotecarios (MBA). Joel Kan, vicepresidente y economista jefe adjunto de MBA, comentó que “las tasas hipotecarias siguieron aumentando la semana pasada a medida que los mercados asimilaban el reciente aumento de los rendimientos de los bonos del Tesoro”.

De esta manera, durante la semana pasada, todas las tasas de productos hipotecarios experimentaron un aumento, llevando la tasa fija a 30 años al 7,53%, marcando la cuarta semana consecutiva de aumento desde el 7,41% de la semana anterior y el 6,75% del año anterior.

Según Kan, esta situación condujo a una paralización en las solicitudes de hipotecas, alcanzando su punto más bajo desde 1996. Además, el mercado de compras se desaceleró, llegando a su nivel más bajo de actividad desde 1995, ya que el rápido incremento en las tasas alejó a un número creciente de potenciales compradores de viviendas del mercado.

Los datos de la Asociación de Banqueros Hipotecarios se basan en una encuesta que cubre más del 75% de todas las solicitudes hipotecarias en el mercado residencial estadounidense, y esta encuesta se ha realizado semanalmente desde 1990.

Por otro lado, según los datos de la plataforma inmobiliaria Redfin, a pesar del aumento en los costos de los préstamos hipotecarios y una menor actividad, el precio mediano de las viviendas en Estados Unidos ha aumentado este año. En agosto pasado, el precio mediano fue de 420.385 dólares, lo que representa un aumento del 2,9% en comparación con el año anterior. Sin embargo, durante ese mismo mes, se vendieron un total de 480.850 viviendas, lo que supuso una disminución del 13,5% en comparación con agosto de 2022.

La combinación de tasas hipotecarias en alza y precios que se mantienen elevados ha hecho que la adquisición de viviendas en Estados Unidos sea cada vez más inaccesible para una gran parte de la población. El índice de accesibilidad a la vivienda elaborado por la asociación nacional de agentes inmobiliarios alcanzó 87,8 puntos en julio, su nivel más bajo desde 1989. En este índice, 100 puntos indican que una familia con ingresos medios tiene suficiente capacidad financiera para calificar para una hipoteca que cubra el costo de una casa con el precio mediano.

Índice de contenidos

Compartir artículo

Comparar listados

Comparar
error: El contenido está protegido !!